En la raza Coton de Tulear hay una serie de enfermedades, al igual que en cualquier otra raza. La mayoría afortunadamente se pueden detectar - a través de una prueba podemos averiguar si el perro está LIBRE,  es PORTADOR o está AFECTADO por la enfermedad. Cuando hablamos de enfermedades en la raza Coton de Tulear hablamos sobre todo de; Síndrome de Bandera (BNat), PH1, enfermedades de Von Willebrand tipo 1, CMR2 y PRA. Así como la luxación de rótula y alguna enfermedad ocular diferente.

 

Primero me gustaría explicar lo que significa LIBRE, PORTADOR y  AFECTADO:

 

Cuando usted tiene un perro LIBRE - el perro no lleva el gen de la enfermedad, por lo que sólo puede dar genes saludables a su descendencia.

Un perro PORTADOR es un poco diferente, cuando usted tiene un portador, básicamente tiene un perro que lleva el gen de una enfermedad ¡Esto NO significa que el perro está enfermo o afectado! Es necesario tener dos genes de la enfermedad para estar afectado - un portador sólo tiene uno. Si  apareamos nuestros perros con este conocimiento, se podran evitar nuevos perros con enfermedades. Debemos recordar esto: un perro portador es tan sano como un perro libre - nunca desarrollará la enfermedad que lleva.

Un perro AFECTADO tiene dos genes afectados, un gen afectado de su madre y otro de su padre. De esta forma podemos aparear un perro sano con uno portador y lograr algunos perros libres - y algunos portadores. He puesto una foto para mostrar esto.

 

Antes de describir las enfermedades Es importante recordar que a pesar de que la raza tiene estas enfermedades, no significa que el Coton sea una raza "enferma", porque eso simplemente no es cierto. El Coton es una de las razas de perro pequeño más saludable que conocemos. Cuando chequeamos a nuestros perros, no es para "hacer enfermos a perros sanos" (como mucha gente afirma), sino para asegurarse de que sabemos con lo que estamos criando. Vemos las pruebas como una herramienta de cría que puede asegurar una raza aún más saludable. Queremos criar con conocimiento - para los nuevos criadores y para las familias.

 

Por el contrario, cuando sabemos acerca de estas enfermedades y podemos chequear los perros con una prueba de ADN a la mayoría de ellos, podemos encontrar quién es LIBRE, PORTADOR o AFECTADO. Por lo tanto, podemos utilizar las pruebas de ADN para nuestra cría y así evitar la enfermedad, sólo con el apareamiento de nuestros perros con conocimiento y la buena decisión. Arriba puede ver un esquema de cómo funciona la probabilidad de herencia.

 

Por último, pero no menos importante, damos las gracias al Club de Coton Canadiense por permitirnos utilizar su información.

 

La Hiperoxaluria primaria (HP) es un trastorno autosómico recesivo raro del glioxilato. Se caracteriza por la acumulación de oxalato y la posterior precipitación de cristales de oxalato de calcio, principalmente en los riñones, lo que lleva a insuficiencia renal progresiva. Si la capacidad de almacenamiento de los riñones se agota, los cristales se acumulan en otros tejidos incluyendo huesos, articulaciones, cartílagos, retina y músculos.

 

Los síntomas pueden incluir intenso dolor abdominal que irradia a la ingle, la sangre que se puede ver en la orina, y el paso de cálculos renales. Los cachorros morirán en el primer par de semanas.

La ataxia neonatal es un síntoma neurológico que consiste en una falta de coordinación normal de los movimientos. En caso de ataxia neonatal la falta de coordinación normal se hace evidente alrededor de 3-4 semanas de edad cuando los cachorros están empezando a levantar la cabeza y se hace más evidente cuando están empezando a caminar.

 

La ataxia neonatal fue originalmente llamada síndrome de Bandera después del primer cachorro de la raza Coton de Tulear afectada, en la que se describieron los signos clínicos de esta enfermedad.

 

Todos los cachorros afectados muestran signos similares. Los cachorros afectados se alimentan bien y crecen adecuadamente, pero tienen dificultades desde el momento en que se vuelven activos. Los cachorros afectados son incapaces de estar de pie o de caminar.

La enfermedad de Von Willebrand (vWD) está causada por la insuficiencia plasmática del factor von Willebrand (vWF). VWF es una glicoproteína de la sangre (no enzima) importante para la coagulabilidad de la sangre. Su función primaria es unirse a otras proteínas, y también facilita la agregación y adhesión de los trombocitos al sitio de la herida. La deficiencia o fracaso de la función del vWF provoca una hemorragia que es más evidente en los tejidos que tienen gran número de vasos sanguíneos estrechos. La VWD se manifiesta como una tendencia al sangrado de la piel y los tejidos. La enfermedad puede ser hereditaria o adquirida.

 

La VWD tipo I, que es el tipo que ocurre en el Coton de Tulear, es la forma más frecuente y la forma menos grave de vWD. Se hereda de forma autosómica recesiva. La enfermedad se caracteriza por una baja concentración plasmática de vWF y una estructura normal de la proteína vWF.

La mayoría de los animales afectados tienen pocos o ningún síntoma. Los perros con formas leves a moderadas de la enfermedad pueden no ser diagnosticados durante años. Las formas severas de vWD se hacen generalmente evidentes cerca del año de edad.

La retinopatía multifocal canina (CMR) es una enfermedad hereditaria. Es un trastorno de la retina causado por la mutación en el gen VMD2 (Vitelliform Macular Dystrophy gen 2). El gen VMD2 está codificando una proteína bestrofina que es responsable de la formación derecha del epitelio pigmentario en la retina. Las mutaciones en el gen VMAD2 causan atrofia del pigmento del epitelio, lo que produce un daño grave de la vista. La enfermedad CMR  por lo general surge antes de 4 meses de edad en un cachorro afectado. Clínicamente, las lesiones de color rosa / gris son notables en la retina. Estas lesiones son de diferente tamaño y forma y se producen en ambos ojos del individuo afectado. La ceguera total suele aparecer en una edad superior.

 

La mutación provoca que se formen lesiones en la retina que altera la apariencia del ojo, pero normalmente no afecta a la vista. Las lesiones pueden desaparecer, o pueden dar lugar a un plegado menor de la retina. Los síntomas de la mutación suelen aparecer cuando un cachorro tiene sólo unos meses de edad, y generalmente no empeoran con el tiempo.

La Atrofia de Retina Progresiva (PRA) es un trastorno hereditario de la retina de los perros, donde las células sensibles a la luz de la retina están programadas para morir. PRA ocurre en ambos ojos al mismo tiempo, y no es doloroso. Por lo general, la enfermedad aparece cuando el perro tiene alrededor de 6 años. La PRA es una enfermedad hereditaria.

 

Debido a que la PRA hace que mueran las células sensibles a la luz y las células responsables de la visión en la luz tenue ("visión nocturna"), entonces el primer signo clínico que el propietario suele notar es la ceguera nocturna (visión pobre en luz baja) . Los propietarios a menudo notan el "resplandor" y aumento del "brillo de los ojos".

 

El signo clínico en perros con PRA es típicamente que el perro se convierte en ciego nocturno en la etapa temprana de PRA. En la etapa avanzada de PA todo el campo de visión en todos los niveles de luz se ven afectados. En la etapa final de PRA, el perro queda completamente ciego. En el Coton de Tulear lamentablemente no hay prueba de ADN para la enfermedad.

La mielopatía degenerativa canina es una enfermedad incurable y progresiva de la médula espinal canina. Su inicio es típicamente a partir de los 7 años. La debilidad progresiva y la falta de coordinación de los miembros posteriores son a menudo los primeros signos observados en perros afectados, con progresión en el tiempo para completar la parálisis. Un perro con mielopatía degenerativa a menudo se mantiene con las patas juntas y puede no corregir una posición inusual del pie debido a una falta de conciencia de su propia posición.

 

DM afecta inicialmente a las patas traseras y causa debilidad muscular y pérdida y falta de coordinación. Estos síntomas podrían parecer de  artritis. El perro puede arrastrar una o ambas patas traseras cuando camina. Este arrastre puede hacer que las almohadillas de una pata se desgasten. El problema puede conducir a una parálisis extensa de las patas traseras. A medida que avanza la enfermedad, el animal puede presentar síntomas tales como incontinencia y tiene considerables dificultades tanto con el equilibrio como al caminar.

 

----

La rótula es parte de la articulación de la rodilla. En la luxación de rótula, la rótula se luxa, o sale fuera de lugar, ya sea en posición medial o lateral. La luxación de rótula medial debe considerarse una enfermedad hereditaria y se observa a menudo en los cachorros. La heredabilidad de la luxación de rótula lateral es desconocida. Por lo general  aparece más tarde, alrededor de los 5-8 años.

(Luxación de Rótula)

La Hiperuricosuria hereditaria (HU) hace que los perros produzcan la orina con niveles muy altos de ácido úrico. Esto puede llevar a cálculos de la vejiga y, con menos frecuencia, a cálculos renales. La enfermedad es hereditaria recesiva. Si el perro está afectado con esta enfermedad y ésta se ha desarrollado, será necesario medicar al perro a lo largo de su vida. Cambios nutricionales o una sola operación no es suficiente, ya que el perro seguirá formando estas piedras.

 

Tener un perro con dos de estos genes no significa que el perro ya está enfermo - sólo significa que el perro está en riesgo de desarrollar las piedras. Es una enfermedad muy dolorosa para el perro. Si el perro ha formado las primeras piedras en la vejiga o el riñón, será necesario algún tipo de tratamiento, y si no se hace nada, la vejiga puede romperse, y esto sería mortal. Existe un test génetico para esta enfermedad.

A la izquierda se puede ver una imagen de cómo  pueden ser estas piedras  - pero es importante decir que existen 3 tipos diferentes de estas piedras, y sólo una variedad pertenece a HU.

 

Copyright © 2014-2018 - Brigitte Jespersen, kennel Jespersen - All rights reserved.
Please do not copy anything without our permission.